La arquitectura especialmente diseñada para brindar el espacio que necesita un niño para su buen desarrollo, es la única en el país que cuenta con una gran extensión de áreas verdes y cuyo crecimiento se ha realizado de manera vertical para no quitar espacio a la naturaleza.