Cultivando el amor de nuestros niños por el medio ambiente

Si los niños aprenden a cuidar y proteger el medio ambiente desde pequeños, lo valorarán aún más cuando sean adultos. Por eso, compartimos algunas ideas para que los niños las pongan en prácticas:
  1. Clasificar los desperdicios:
    Es necesario que los pequeños aprendan a clasificar los residuos de papel, vidrio y/o cartón para ubicarlos en los contenedores correspondientes. Además, para que el reciclaje sea más divertido, se puede hacer una competencia para ver quién lleva primero los residuos al contenedor, quién sabe los colores de cada uno, qué va dentro de cada uno o que los niños se conviertan en unos verdaderos árbitros y saquen una tarjeta amarilla a quién no respete el orden.
  2. Crear juguetes ecológicos:
    Se pueden crear juguetes reciclados con una caja, papel de revista o,incluso con una botella de plástico. El material pasará a segundo plano porque lo importante será la inventiva del niño. ¡No olvides darle tu ayuda con sus creaciones!
  3. Ahorrar agua:
    Tomar medidas para ahorrar agua y usarla con responsabilidad es una buena forma de demostrarle a nuestros pequeños cuánto valoramos este  recurso. Por eso, te sugerimos darle un un vaso de agua a tus hijos cuando se cepillen los dientes. De esta forma, aprenderán a ahorrar agua.

Como habrás podido notar, hay muchas formas de incentivar a los niños para que tomen conciencia y valoren el medio ambiente. Si conoces alguna otra forma o tienes algún aporte, suma tu comentario aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *