Nuestro Biohuerto Escolar

4.5 hectáreas de campus en Pachacámac tienen una razón de ser fundamental:

Alumnos felices por estar rodeados de áreas verdes donde pueden jugar en todos sus momentos libres.

A estos inmensos jardines en los que conviven muchas especies de aves y flores, se une un amplio biohuerto, proyecto ambiental educativo, que es trabajado por los propios alumnos. La filosofía de nuestro programa educativo está basada en el respeto al medio en el que vivimos, por lo tanto, principios ambientales y ecológicos están integrados en nuestro plan de estudios. Por este motivo existe dentro de los “afternoon activities” de los más pequeños un taller dedicado al sembrado y cuidado de vegetales.

Esta experiencia agrícola, los ayuda a desarrollar conocimientos, habilidades y actitudes positivas con relación a la naturaleza y a su continuo cuidado. La experiencia de sembrar una pequeña semilla, cuidarla, verla crecer y que finalmente dé frutos es algo invaluable para nuestros alumnos. La responsabilidad que genera esta tarea que parece ser de personas adultas, se genera en niños desde los 3 hasta los 7 años en nuestro colegio.

Los alumnos cosechan diversos tipos de verduras, que además de ser compartidas entre la comunidad educativa, son usadas también en nuestro comedor. Lo que refuerza el valor de su responsabilidad al ingerir alimentos que ellos mismo sembraron en estos proyectos para cuidar el medio ambiente.

Promovemos una educación sostenible y cada día procuramos alentar a nuestros alumnos a seguir estos principios. Además, estamos totalmente convencidos, que esto no sólo los ayudará a mejorar en su desarrollo, sino también a ser mejores personas y cuidar al medio ambiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *