Fortaleciendo la autoestima desde pequeños - Euroamerican College

Fortaleciendo la autoestima desde pequeños

Enseñar a nuestros hijos a amarse parece una tarea cotidiana que no merecería mayor esfuerzo. Sin embargo, es vital para una vida sana y feliz, y no resulta tan evidente la manera como los padres afectamos el desarrollo de la misma.

 

Para establecer buenas relaciones afectivas, lo primero es desarrollar un genuino amor y respeto hacia uno mismo. La autoestima incluye el autoconcepto (qué pienso de mis capacidades y características) y el amor propio (qué siento por mí mismo o cómo me valoro). Tener amor propio no es ser egoísta sino tener dignidad y respeto por la propia valía. Quien tiene buena autoestima no se sobrevalora ni se desvaloriza postergando sus necesidades por complacer a los otros.

 

La autoestima se construye a partir de la aceptación del entorno (familiar, escolar, social) y se va alimentando con todos los recuerdos, sentimientos, sensaciones y experiencias vividas por vivir. La primera influencia parental es básica, ya que los bebes nacen indefensos y se construyen como  personas en el seno familiar. Si los vínculos en la familia son amables y adecuados, los niños podrán sentirse queridos y amar a otros mostrando suficiente confianza, seguridad y amor propio como para establecer relaciones afectivas saludables, sin caer en los dos extremos de falta de compromiso afectivo o “amar demasiado al otro”.

 

Es muy importante fortalecer la autoestima de los niños desde pequeños porque éste es un sentimiento asociado al éxito, nos ayuda a enfrentar los retos de la vida, superar dificultades, alcanzar y defender necesidades y metas personales.

 

Cómo fortalecer la autoestima Cómo debilitar la autoestima
·         Generar un entorno familiar de afecto,                                  cariño y amabilidad incondicional.

·         Darle 8 abrazos al día como mínimo.

·         Confiar en sus capacidades y                                                     habilidades.

·         Educar respetando su identidad e                                            integridad.

·         Corregirlo con firmeza y amabilidad.

·         Motivar, permitir que reflexione y                                            resuelva.

·         Alentarlo/a a valerse por sí mismo darle                                responsabilidades.

·         Elogiar y reconocer el esfuerzo.

·         Desarrollar su sentido de pertenencia y                                  ubicación.

 

☺ “Tengo un lugar en el mundo”, “Soy digno de respeto”, “Yo puedo”, “Yo sé”…

·         Ser padres/madres “ausentes”, fríos, poco                        expresivos, gruñones.

·         No aceptar al niño “tal-como-es”.

·         Poner condiciones para quererlo.

·         Compararlo con otros.

·         Corregirlo y criticarlo constantemente.

·         No darle pie a equivocarse y                                                enmendar.

·         Controlar excesivamente impidiendo que piense            y actúe.

·         Sobreproteger (hacer todo por él/ella).

·         Decirle que no puede hacer bien las                                  cosas.

 

 

🙁 “Nadie me quiere”, “No valgo nada”, “Todo me sale mal”, “Dependo de los otros”…

 

Gloria Elena Gurmendi

Psychologist Coordinator C.Ps.P. 625

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
WhatsApp chat