¿Por qué ser amables? - Euroamerican College

¿Por qué ser amables?

La educación comienza en casa, siendo los padres los primeros modelos a imitar. Los niños pequeños son como esponjas que absorben todo lo que ven, internalizando los gestos y hábitos que observan diariamente para adaptarse a su ambiente. Por eso la importancia de inculcarles actos que conlleven a crear una buena convivencia; sin embargo, por alguna extraña razón, la amabilidad y los buenos modales parecen no estar de moda.

¿Por qué es tan importante enseñarles a ser amables?

Las personas amables son afectuosas, simpáticas y atentas a las necesidades de los demás. Este tipo de personas logran tener mayor éxito social y laboral porque hacen más agradable la convivencia y facilitan el trabajo de equipo. La amabilidad es la forma más rápida, eficaz y fácil de vivir con alegría.

En Euroamerican College reforzamos constantemente estos valores y actitudes, que son parte del perfil del estudiante de Bachillerato Internacional. Pero necesitamos muchos aliados. Aquí algunos tips para incrementar nuestra amabilidad y la de nuestros hijos:

  1. Utilizar el efecto transformador de una sonrisa sincera. Una sonrisa abre muchas puertas. Si desarrollamos el hábito de sonreír al saludar, nuestros hijos aprenderán a relacionarse amablemente con los demás.
  2. Mantener una actitud positiva y equilibrada. En los momentos difíciles hay que recordar que todos somos perfectibles y que podemos lograr nuestros propósitos con paciencia y perseverancia, sin olvidar que los límites se establecen con firmeza pero con benevolencia.
  3. Emplear el poder de la bondad. Los actos “gratuitos” de amabilidad logran transformar nuestro entorno extendiendo sorprendentemente sus beneficios, como puede apreciarse en la película “Cadena de favores” (Pay it forward).
  4. Desarrollar la magia de la empatía. Antes de “controlar” al otro y opinar sobre lo que “deberían” hacer los demás, es mejor tratar de “ponernos en sus zapatos”, escucharlos y ayudarlos a tomar conciencia de sus propias decisiones y responsabilidades.
  5. No olvidar el contacto con la naturaleza. La vida actual es agitada y nos induce al uso continuo de tecnologías, restando tiempo a actividades importantes como conversar, pasear, socializar, estar en contacto con la naturaleza. Desarrollemos nuevas formas sanas y creativas de diversión en familia. Nuestros hijos nos lo agradecerán.

 

Gloria Gurmendi

Psicóloga Euroamerican College / C.Ps.P. Nº 0625

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
WhatsApp chat