El primer día de clase para los más pequeños

El inicio del año escolar puede ser un verdadero reto para los niños más pequeños. De hecho, descubrir y adaptarse a un nuevo contexto no es tarea fácil para nadie, sin importar la edad. Y todos hemos tenido que superar el desafío de desenvolvernos en un espacio distinto, integrarnos a un grupo social diferente, crear nuevos vínculos y aprender nuevas rutinas alguna vez.

En Euroamerican College sabemos que el proceso de adaptación social es imprescindible para que los niños desarrollen su talento de forma exitosa en nuestro colegio. Sin embargo, para que esto suceda el trabajo en equipo de los profesores y de los padres de familia será muy necesario.

Las maestras son conscientes de la importancia de que los niños sean recibidos cálidamente, dándoles seguridad y haciéndolos sentir cómodos. Por eso, ponen especial cuidado y dedicación desde los primeros encuentros para generar y consolidar un vínculo positivo. Nuestras maestras de Early Years, promueven una actividad de bienvenida en donde los alumnos y sus familias comparten unas horas en el colegio; donde disfrutan de actividades lúdicas y artísticas en un ambiente amigable y divertido; favoreciendo a que el desapego de sus padres y la integración al sistema educativo sea de manera gradual y progresiva.

Por su parte, los padres de familia también juegan un papel fundamental en el proceso de adaptación; pues ellos actuan como facilitadores sociales. De hecho, los modelos de crianza, las ansiedades y los temores personales por separarse de sus niños por algunas horas, pueden afectar el modo en qué cada niño enfrentará las nuevas experiencias en el colegio. Por eso, es importante lograr que el colegio sea más familiar para ellos y estén convencidos de que ahí estarán bien cuidados, protegidos y amados.

La adaptación al sistema educativo escolar es un proceso complejo, lleno de retos tanto para los niños como para los padres de familia. Ambos se enfrentan a una situación de separación; pero también a un momento de acogida y de bienvenida a una nueva familia; que los acompañará durante su etapa escolar y generará vínculos que irán más allá de los once años de educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *