Riesgos del transtorno por déficit de naturaleza en los niños

En la actualidad los niños pasan menos de la mitad del tiempo que pasaban sus padres jugando al aire libre. Esto genera una serie de consecuencias negativas en los más pequeños, que los especialistas han agrupado y denominado “déficit de naturaleza”.
El incremento de la obesidad, las enfermedades respiratorias, la hiperactividad o la falta de vitaminas esenciales son algunos de estos ejemplos. Sin embargo, existen alternativas para hacerle frente a estos problemas:

  • Escapen de la ciudad
    Aprovechen el fin de semana para escapar de la ciudad, disfruten más tiempo en los parques y áreas verdes; por otra parte cuiden plantas o animales domésticos.
  • Aléjense de la paranoia.
    Algunos padres sobreprotegen a sus pequeños y los alejan del contacto con el exterior; aprovechen estos espacios para fomentar el juego, la socialización, el descubrimiento y el aprendizaje al aire libre.
  • Acérquense más a la naturaleza
    Las pequeñas actividades de contacto con la naturaleza son tan importantes como los viajes o las grandes excursiones para nuestros hijos. Por eso, es importante confiar en colegios que motiven la interacción con la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *